1
2

El poder creativo del gesto

Wols —seudónimo de Alfred Otto Wolfgang Schulze— es una de las figuras más enigmáticas del arte del siglo XX. Pintor, músico y fotógrafo, nace en Berlín el 27 de mayo de 1913 y muere en París el 1de septiembre de 1951.

Influyen en la pintura y la fotografía que realiza para la época, los artistas Max Ernst, Fernand Léger, Jean Arp, Alberto Giacometti, Amédé Ozenfant, Alexander Calder y Joan Miró. En la II Guerra Mundial, es enviado a un campo de concentración, estos sucesos hacen mella en su vida y lo arrastran a un mundo caótico dominado por las drogas y el alcohol. Sin embargo, a pesar de las adversidades, durante su corta existencia, el artista aprovecha hasta las peores circunstancias para pensar y actuar desde la posición del creador de arte.

 

 

Las obras de Wols diagraman composiciones complejas; estructuras compuestas por manchas y líneas intrincadas de trazos finos y afiligranados, elementos que potencian los contenidos gráficos y configuran su plasticidad. A partir de estas intervenciones, que responden a las tensiones emocionales y los impulsos del inconsciente, el autor produce uno de los dibujos más enérgicos y desenfadados del arte contemporáneo. Bajo estos preceptos, los trabajos de la última etapa se vuelven indescriptibles —de manera deliberada, el artista no fecha ni titula las obras— por la ausencia de referentes reconocibles, una condición que los restringe al plano de  la casualidad y exalta el principio de autoafirmación inducido.

 

Su interés por la etnología, la antropología y las ciencias naturales se convierten en temas de sus investigaciones plásticas, estudios que hacen referencias directas al hombre, la cultura, los fenómenos naturales y al campo de la biología —de manera especial a la botánica y la zoología microscópica— cuyas representaciones, extrañas e inquietantes, evocan ciudades etéreas, criaturas espectrales, embarcaciones a la deriva, remolinos aéreos y organismos celularios híbridos. En esta práctica, el ímpetu creativo y la dinámica informal e intuitiva hacen volar la imaginación del artista hasta lograr que la experiencia sensorial de la realidad confluya en una realidad subjetiva, operación que refleja un modelo de universo donde el espacio terrenal, hábitat de la materia orgánica y el producto humano, se transforma en espacio cósmico.

Fecha

Lunes, Junio 26, 2017