1
2

La obra del mes Miquel Navarro

…la escultura tiene que salir del suelo

lo mismo que crecen las plantas de él…

Miquel Navarro

 

 

Miquel Navarro (Mislata, Valencia-España 1945), estudia en la Escuela Superior de Bellas Artes San Carlos de Valencia. Es una figura de proyección internacional que se sitúa en una posición destacada del arte español de los años 70 y 80. Desarrolla su trabajo artístico en diferentes medios plásticos, la acuarela y la pintura para consolidarse de manera categórica en la escultura, con obras tridimensionales que han rebasado los espacios internos de los museos, extendiéndose hacia los áreas urbanas de las grandes capitales de Europa.

 

La ciudad es un tema central en la obra del artista; paisajes que construye con un gran número de piezas desplegadas directamente al suelo para definir una rigurosa cuadrícula, y un orden vertical de corte minimalista. Estos sistemas constructivos establecen un ritmo armónico que permiten al espectador integrarse de manera sutil al espacio urbano, creando un cúmulo de sensaciones y significados con este.

 

En esta oportunidad presentamos tres esculturas en aluminio, pertenecientes  a la colección Fundación Museos Nacionales-Museo de Arte Contemporáneo: Noche divergente (1996) es una suerte de obelisco coronado con una media luna –detalle recurrente en los trabajos de este artista– al que se adhieren dos elementos a manera de brazo para definir una estructura híbrida. Embudo con alas (1996), repite la forma central de la obra anterior, sin embargo, lo resaltante de esta torre es su inclinación, con una barra de contrapeso que sugiere la forma de un reloj de sol. Finalmente, Larva (1996), título que nos acerca al mundo de la biología microscópica, su forma tubular y orgánica se asemeja a una crisálida con dos elementos adosados en los extremos que se extienden a manera de alas afiladas.

 

 

 

 

 

 

 

David Lezama

Bernarda Chaparro

Fecha

Martes, Agosto 1, 2017