1
2

Soto y Vasarely

Soto y Vasarely ,  bajo la curaduría del investigador Luis Velázquez, “pretende establecer un diálogo visual entre la obra de Jesús Soto y Victor Vasarely que trascienda la simple estructura formal, considerando sus visiones cosmogónicas y los principios teóricos que sustentan sus obras”.
 
Esta muestra que a juicio de su curador, “exalta las figuras de Jesús Soto y Victor Vasarely por los aportes de sus investigaciones plásticas a la historia del arte contemporáneo universal”, contempla las obras: Cuadrados azules y negros, Relación negro y plata, Progresión Caracas 1 y Progresión Caracas 2 (1974) —bimural concebido bajo el concepto de integración arte-arquitectura— de Soto. Así mismo, Yllana (1955), Capella (1964) y Teyoute (1972-76) de Vasarely.

Velázquez indica que las obras “registran los procesos creativos de ambos artistas, quienes parten de la abstracción geométrica, las experiencias del suprematismo y el neoplasticismo y las investigaciones plásticas de Kasimir Malevich y Piet Mondrian para alcanzar, en el caso de Soto, el súmum con la desmaterialización vibrátil de las formas básicas dentro de un dinamismo espacial donde la relación sujeto-objeto resulta determinante. Mientras  Vasarely, desde la bidimensionalidad de sus pinturas y grabados, trabaja en un modelo propio de arte geométrico con efectos eminentemente ópticos de movimientos, ambigüedad de formas y perspectivas que producen «imágenes inestables».”
 
Estos desarrollos artísticos, a juicio del curador,  se basan en la interacción de una serie de factores perceptivos (forma, color, contraste, ritmo) regulares y controlados que fundamentan el  «cinetismo virtual» y el op art (Optical Art), tendencias afines basadas en los fenómenos ópticos y las sensaciones cinéticas en superficies (bidimensionales y tridimensionales) que engañan el ojo humano mediante ilusiones visuales”.
 
Soto y Vasarely

 
Jesús Soto decía: «La obra de arte debe ser capaz de suscitar emoción en quien la contempla, pero eso no quiere decir que ella deba nacer de una situación emotiva. Si tiene un origen, ese es el pensamiento, el rigor, la lógica de la investigación artística. El arte no es expresión, el arte es conocimiento».                                                                                                                                    
 
Por su parte, Víctor Vasarely argumentaba que el “cinetismo no procura la experiencia estética o la belleza, sino intervenir en la percepción para provocar una intensa experiencia visual que pase por la multidimensionalidad y el movimiento».  

Lugar de Exhibición

Sala 1

Dirección

Museo de Arte Contemporáneo, Zona Cultural de Parque Central

Fecha

Domingo, Marzo 20, 2016